sábado, 21 de junio de 2014

Coma – Luisa Hurtado González


Fue como perder pie y caer en mitad de la calle. Sólo eso recuerdo.
Mi esposa me ha dicho que he estado dormido seis años y la creo. Tiene que ser verdad porque he descubierto en su rostro algunas arrugas que ayer no estaban, porque sus ojos ya no me miran con emoción sino con cansancio, porque apenas puedo comprender que ese joven sea mi hijo o porque ya nunca volveré a ver a mi padre.
Los médicos dicen que con rehabilitación pronto recuperaré mi vida pero, visto lo visto, yo sólo quiero volver a dormir, yo sólo quiero volver al largo y plácido sueño.

Sobre la autora: Luisa Hurtado González

1 comentario:

Carlos de la Parra dijo...

Evidencia la gran atracción que puede alguien tener por un estado comatoso.
Las empresas rendirían mejor si cada mes administrásen al personal un buen coma inducido de tres días.