jueves, 26 de junio de 2014

Vidas no sincronizadas - Alberto Sánchez Argüello


Fuimos la mejor pareja. Cada tarde nos enlazábamos en charlas amenas con las que nos llenábamos el uno del otro. Sin darnos cuenta acabamos viviendo juntos. Un día él perdió su trabajo y yo no logré encontrar uno. Los dos terminamos en un call center en turnos opuestos toda la semana. Sólo nos quedó soñar juntos: sincronizar nuestros relojes y encontrarnos en el espacio onírico. Al inicio lo lográbamos: tejíamos atardeceres y surcábamos el aire con alas de libélula, pero el tiempo pasó y nos fuimos extraviando mutuamente. Ahora él tiene pesadillas y yo sueño con otro. Tal vez en vacaciones volvamos a soñarnos... pero no en este año, hay deudas por pagar y tocará trabajar horas extra.

Sobre el autor: Alberto Sánchez Argüello